Pollo oriental con ensalada de chícharos


Pollo oriental con ensalada de chícharos

Rendimiento: 4 porciones
Tiempo de preparación: 20 minutos

 

Ingredientes:
Para el pollo:
3 cucharadas de salsa de soya baja en sodio
2 cucharaditas de aceite de ajonjolí
2 cucharadas de miel de abeja
1 pechuga de pollo sin hueso, sin piel en cubos medianos
2 cucharadas de aceite de canola

Para la salsa oriental:
1 cucharada de aceite de canola
2 cebollas de cambray rebanadas
1 cucharadita de jengibre rallado
3 dientes de ajo picado
1 1/4 de taza de caldo de pollo
2 cucharadas de azúcar mascabado
3 cucharaditas de fécula de maíz
1 cucharadita de vinagre de arroz
1 cucharadita de salsa extra picante
2 cucharadas de salsa de soya baja en sodio
2 cucharaditas de aceite de ajonjolí

Para la ensalada:
4 tazas de chícharos chinos, blanqueados
Arroz integral cocido, al gusto (opcional)
2 cucharaditas de ajonjolí mixto tostado

 

Preparación: Mezcla en un tazón la salsa de soya para el pollo junto con el aceite y la miel. Marina los cubos de pollo por algunos minutos dentro de tu refri para que se impregnen del sabor y séllalos en un sartén o wok bien caliente hasta que tomen un color dorado. Reserva en un plato. Calienta el aceite para la salsa en el mismo sartén, tira las cebollas, reserva algunos tallos para decorar, el jengibre y el ajo. Cocina por un minuto sin dejar de mover para evitar que cambien de color. Añade el caldo, azúcar, fécula de maíz, vinagre, salsa picante y el resto de la salsa de soya. Mezcla con un batidor globo hasta que la fécula se haya disuelto. Deja a fuego bajo hasta que espese. Incorpora a la mezcla el resto del aceite de ajonjolí. Regresa el pollo al sartén con la salsa, deja calentar y que el pollo se termine de cocer. Sirve el pollo junto con los chícharos en un plato sobre una cama de arroz y espolvorea al gusto con ajonjolí y los tallos de cebolla que reservaste.